Actualidad

Chiringuitos, Dirección General de Costas niega la suspensión de canon para el año 2020

El órgano del gobierno de España solo permite un aplazamiento del pago no obstante la difícil situación económica en las que se encuentran los empresarios tras el cierre de dos meses.

Los chiringuitos de todas España, a través de sus asociaciones y representantes han pedido al gobierno que suspendieran el pago del canon de autorizaciones temporales correspondiente al año 2020 para aliviar esta situación económica tan difícil. Después de algunas semanas ha llegado la respuesta por parte de la Dirección General de Costas, órgano dependiente directamente del Gobierno de España, mediante escrito del Ministerio para la Transición Ecológica. Lamentablemente la respuesta no es la que los empresarios se esperaban. De hecho, según establecido en el artículo 77 de la Ley de Costas se puede presentar un escrito ante Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía solicitando un aplazamiento, pero no la suspensión del pago, aunque la situación haya sido provocada por una crisis sanitaria y económica repentina como la del coronavirus.

“Pero es que nosotros no hemos pedido un aplazamiento, eso no nos sirve de nada porque supondría cargar más a corto plazo nuestra ya castigada economía, lo que pedimos es no tener que pagar el canon de las autorizaciones temporales el 2020, dado que hemos perdido la mitad del año”, afirma Francisco Trujillo, presidente de la Asociación de Chiringuitos de La Costa Tropical.

Además, lo que lamentan la mayoría de los propietarios de los chiringuitos de todo el país es que parece que el Gobierno se haya olvidado del importante papel que tienen sus negocios sobre todo dentro del sector turístico. El Chiringuito es, desde siempre, uno de los símbolos de las playas de España, un lugar de reencuentro para los españoles y los turistas y, por lo tanto, merece ser defendido. En todos los ámbitos se han suprimido temporalmente el abono de impuestos y gravámenes para facilitar que la economía empresarial pueda resurgir de esta crisis con la sola excepción del sector “sol y playa”.

También solicitan la supresión del canon concesional correspondiente al año 2020 y que este no contabilice en los años de concesión. De esta manera, los propietarios  de los chiringuitos podrán retomarla actividad con la menor presión fiscal posible, pero si también esta solicitud se negará, entonces es probable que será todavía más difícil mantener la plantilla de los trabajadores  sin alteraciones.

© RIPRODUZIONE RISERVATA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *