Cómo preparar un gin-tonic perfecto

ginebra-gin-tonic-autentico
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Refrescante y para calmar la sed, el gin-tonic es uno de los cócteles más populares durante el verano en los chiringuitos y establecimientos de baño. Pero cuidado: detrás de la aparente sencillez de la receta hay algunos trucos que todo barman debe conocer para preparar un gin-tonic perfecto. Sólo así se conseguirá que los clientes disfruten de su bebida y… pidan otra inmediatamente.

Empecemos por los ingredientes con los que preparar un gin-tonic perfecto: necesitas 4 cl de ginebra (por supuesto de calidad), 10 cl de agua tónica, 1 rodaja de limón y hielo. Un ingrediente opcional para añadir un toque de clase es una rodaja de pepino (que hace que el gin-tonic sea más fresco y apreciado en verano) o dos gotas de Angostura (para darle un sabor herbáceo más intrigante).

En cuanto a la preparación, en primer lugar es necesario llenar el vaso adecuado (hablaremos de ello en las próximas líneas) con hielo, verter la ginebra, rellenarlo con agua tónica y, por último, exprimir una cuña de lima. Advertencia: no se recomienda verter el agua tónica con la cucharilla, porque hace que la bebida sea menos carbonatada, y es igualmente importante prestar atención a las proporciones: el gin-tonic debe ser un cóctel fresco y que quite la sed, por lo que es un error pasarse con la ginebra y escasear con el agua tónica.

Como todo buen barman debe saber, cada cóctel tiene el vaso adecuado para ser servido. Pues bien, el gin-tonic debe prepararse en un highball, que es el famoso vaso cilíndrico tipo tumbler, con una capacidad que oscila entre 240 y 350 mililitros.

© RIPRODUZIONE RISERVATA

Altri articoli su beach bar e ristorazione:

Condividi questo articolo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *