El espeto de sardinas: patrimonio del UNESCO

espeto3
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

La Diputación Provincial de Málaga, Carta Malacitana y la Asociación Marbella Activa avanzaron, hace un par de años, la propuesta para que al espeto se le reconociera la condición de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La historia de esta exquisita especialidad tiene raíces muy antiguas y se come, desde siempre, con las manos. Muy pronto a este plato tan especial le dedicaron un libro, escrito en 1950 por el biólogo Luis Bellón Iriarte y titulado “El boquerón y la sardina de Málaga”. Se trata de un informe que detalla las artes de pesca utilizadas en Málaga, técnicas para la captura de estas especies, embarcaciones (sardinales, jábegas, traíñas), épocas, lugares, venta, comercialización, consumo, etc.

Además, en el libro se habla también del arte de preparación del espeto y de cómo se debe comer. Luis Bellón Iriarte escribe: “se hace un montoncillo o balate alargado en la arena de la playa; por sotavento del mismo se enciende fuego y se espera a que la leña quede hecha ascuas; mientras tanto, las sardinas, a las que se les ha rociado con una poca de sal, se ensartan enteras, con escama, tripas y cabeza, por la mitad del cuerpo, atravesándolas desde el lomo al vientre con los espetos o tiras largas de caña, aguzadas por un extremo, que hay que deslizar con habilidad por debajo de la columna vertebral para que el animal quede bien apoyado y no se parta al volverlo la segunda vez que se pone a la lumbre; en cada espetón se colocan varias sardinas, cinco o seis. En pocos instantes queda la sardina asada por un costado, en su propia grasa; se desclava el espetón de la arena y se le da media vuelta para que el otro lado se ase, y ya no queda más que colocar los espetos en un plato y comerlos con los dedos”.

El libro de Luis Bellón, editado en 1950 por la Diputación, fue reeditado por la Junta de Andalucía en 2003; y es el mejor documento sobre la pesca del boquerón y la sardina en la provincia marítima de Málaga.

© RIPRODUZIONE RISERVATA

Altri articoli su beach bar e ristorazione:

Condividi questo articolo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.