Ambiente

España es el primer país de Europa que prohíbe fumar en la playa

Se impondrá una multa de 2.000 euros a quien sea sorprendido infringiendo la ley aprobada el 23 de diciembre.

Desde el 23 de diciembre está prohibido fumar en todas las playas españolas. Así lo ha anunciado el gobierno ibérico, que se encuentra en primera línea en la lucha contra la contaminación. Con esta medida, España se convierte oficialmente en el primer país europeo que hace válida la prohibición de fumar en la playa en todo el territorio. Quien no cumpla la nueva disposición se arriesga a una multa de 2.000 euros.

Dejar de fumar en las playas españolas


La nueva ley, aprobada el 23 de diciembre, surgió tras una iniciativa popular que pedía al gobierno español que tomara medidas para frenar la contaminación en la costa. Por ello, la recogida de 283.000 firmas en una petición fue significativa y condujo a la medida nacional.

Hasta ahora, la prohibición de fumar en la playa sólo existía en algunas zonas de España: en Barcelona y en el archipiélago canario. Se trata de medidas extraordinarias, necesarias en los centros turísticos costeros, especialmente afectados por la contaminación de las colillas. Según un estudio publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente, las colillas son uno de los elementos que más contaminan las playas: no sólo contaminan los ecosistemas, sino que corren el riesgo de ser ingeridas por la fauna marina, causando un daño irreparable al ecosistema. La medida ha pasado a ser válida a escala nacional y su incumplimiento supondrá una multa de 2.000 euros.

Otros estados europeos


Otros países también han adoptado medidas similares pero, hasta ahora, se limitan a zonas concretas del país. En Italia, por ejemplo, la prohibición de fumar en la playa sólo es válida en la costa de Cerdeña; en Francia, sólo en la Costa Azul y Córcega.

La prohibición de las playas no es la única prohibición de fumar en España. Debido principalmente a la emergencia sanitaria provocada por Covid-19, el gobierno ha decidido aplicar medidas similares en determinadas circunstancias especiales. Por ejemplo, está prohibido fumar al aire libre en espacios públicos si la distancia entre las personas no es de al menos 6 pies (aproximadamente el equivalente a 2 metros). En Galicia, la región del noroeste de España, la medida es aún más estricta: no se puede fumar en la calle, ni en bares o restaurantes.

© Riproduzione Riservata

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *