Actualidad

Faltan las ayudas económicas a los chiringuitos

La pandemia y las nuevas restricciones, junto con el mal tiempo de las últimas semanas, hacen que los chiringuitos estén más vacíos que nunca.

Las restricciones impuestas por el gobierno están poniendo de rodillas el sector hostelero y, sobre todo, los chiringuitos. Solo el 30% siguen abiertos y para sobrevivir han recurrido a préstamos o al recorte del personal. La facturación ha caído del 50% y los empresarios esperan volver a abrir en febrero, aprovechando de la primavera.

Francisco Trujillo, el presidente  de los chiringuitos de la Costa Tropical de Granada, ha declarado: «Los inviernos nunca son nuestra mejor época pero mientras el año pasado cercadel 90% de los cerca de sesenta chiringuitos que forman la asociación estaban disponibles, hoy apenas alcanzan el 30%. En Navidad han estado operativos alrededor de una quincena, pero con el mal tiempo y el fin de las celebraciones otros dos más han decidido cesar temporalmente su actividad. Además, otros establecimientos más emblemáticos se plantean también hacer un parón».

Los empresarios del sector “sol y mar” están en grande dificultad y han intentado aportar ajustes a la plantilla de sus trabajadores para poder abrir en primavera y recuperar un poco de dinero durante la Semana Santa. Sin embargo, hacer previsiones es imposible y la tendencia del virus de estos últimos meses lo ha demostrado.  El verano permitió salvar la situación gracias al turismo nacional, pero ahora el mal tiempo de las últimas semanas y las nuevas restricciones que limitan el movimiento  están empeorando el estado económico de los chiringuitos. “La mayoría del personal está en ERTE o en paro y los establecimientos han recurrido de nuevo a los préstamos. Solicitaron ayudas ICO, además de otros créditos personales y bancarios, para hacer frente a los gastos del primer trimestre durante la pandemia y vuelven a hacerlo para aguantar estos meses y no acabar ahogados por las deudas”, destaca Trujillo.

© RIPRODUZIONE RISERVATA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *