Actualidad

Fase 2 en Cantabria: como han respondido los cántabros

Las playas y las terrazas estaban llenas pero se respetaba la distancia de seguridad de dos metros y todos llevaban mascarillas por las calles.

Desde el 25 de Mayo la Comunidad Autónoma de Cantabria ha entrado en la Fase 2 de la desescalada que implica que sus residentes puedan acceder a las playas para darse un baño y tomar el sol. Sin embargo, la región no ha realizado un plan coordinado para esta vuelta a una cierta normalidad en los arenales como lo hicieron otras comunidades. Ni el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ni el vicepresidente autonómico, Pablo Zuloaga, han dado ninguna pista por lo que se refiere a las medidas a optar, entre las cuales, las más comunes son: parcelación de las playas dividas por sectores según la edad e implementación de aplicaciones para controlar el aforo.

A pesar de ello, los cántabros se han portado muy bien, respetando la distancia de seguridad de dos metros y evitando grandes aglomeraciones. Las playas estaban llenas, sobre todo en Santander. La mayoría eran familias o grupos de tres o cuatro amigos que disfrutaban del sol. Las terrazas de los chiringuitos y de los bares alrededores también estaban llenas y se podían apreciar las habituales colas para poder encontrar una mesa libre. Otra novedad importante sobre todo para los propietarios de bares y chiringuitos es que se pudo pasar de un aforo del 30% a un aforo del 50%. Entonces, la gente ha demostrado tener muchas ganas de seguir adelante, pero sobre todo ha demostrado tener respeto por lo que ha pasado en los últimos meses tomando todas las medidas de seguridad necesaria y, probablemente también gracias a eso, Cantabria ha registrado solo 3 nuevos contagios esta semana. 

© RIPRODUZIONE RISERVATA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *