Actualidad

Hacía el “turismo de lujo”

Hay que diversificar la oferta turística con el objetivo de triplicar los ingresos.

España es un país que basa mucho su economía sobre el turismo, concentrando a más del 14% de la fuerza laboral en todo el país; llegando a ocupar, en ciertos territorios españoles, a más de la mitad de la población. La incidencia de este sector en el PIB asciende hasta situarse por encima del 12%. Después de la pandemia, España ha recibido, hasta hora, 63 millones de turistas, según los datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera que elabora Frontur.

Sin embargo, se trata de un turismo de poca calidad que se centra sobre todo en el turismo “sol y playa”, masivo y agresivo. La propuesta de los expertos, entonces, es que España intente diversificar su oferta turística hacía el turismo de lujo, apostando por la calidad más bien que por la cantidad.

Este cambio permitiría al país de triplicar sus ingresos y crear un turismo de alto impacto, como están haciendo Italia y Reino Unido.

© RIPRODUZIONE RISERVATA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.